POESÍA VISUAL VALENCIANA:

   Ché... mirá la poesía

por José-Carlos Beltrán

 

Poesía visual como reflejo de una forma de vivir y entender el hecho poético, plasmada a través de la imagen, que se produce con la combinación de todo aquello que sea útil al poeta, (letras, números, objetos, etc...) para expresar el estado anímico del autor ante su realidad, elevándola a poema, obra de arte; creando sensaciones a través de la intención primitiva de su mensaje, en total libertad de interpretación hacía el lector-receptor que se convierte con ello en coautor, sin el cual el poema visual dejaría de tener sentido, para convertirse en un mero hecho de egoísmo expresivo. El poema visual debe de ser ante todo poesía, sugerencia, sinceridad y debe de ser visual y directo, como un golpe de atención a la sensibilidad, empleando los mínimos medios para brindar los máximos significados en pro de la libertad en todos los sentidos. El poeta visual es un ser capaz de crear amor desde el amor, y el poema visual debe de ser un puro acto de ese amor, hacía la unión de las sensibilidades. La poesía visual es la vida misma.

Como dice Juan López de Ael, el poeta visual escribe poemas sin palabras, como pequeños gritos, esos que poco a poco se dejan oír más, despertando el interés del lector, y ahora estamos en un buen momento en el que la poesía visual está llegando hasta ese hipotético lector que sin saberlo la espera para compartirla, como una manifestación artística más. Hace menos de una década era impensable que la poética visual tuviera cabida en las páginas de una revista literaria, en un libro plural o mucho menos en un suplemento literario de prensa diaria, hoy valga como ejemplo la encontramos en revistas como "Zurgai" de Bilbao, dedicándole un amplio monográfico en un libro colectivo, como "Aldea poética II - La poesía en acción" junto a poesía discursiva, letras de canciones y cómics, o en los "Cuadernos del Sur" del Diario de Córdoba, dedicándole incluso una de sus portadas (jueves 28-12-2000) sin olvidar las revistas especializadas sobre el tema como "Texturas" en Vitoria o "Phayum" en Benicarló (Castellón), amén de multitud de exposiciones tanto colectivas; como la itinerante "Poesía para ver" o individuales, así como antologías especializadas "Poesía visual valenciana" editada y distribuida por una empresa comercial.

Todo ello nos indica la aceptación que la poesía visual empieza a tener como genero con características propias, sin otro ajuar que la manifestación libre del poeta al encuentro del lector-receptor, con una clara invitación directa a participar en el poema .

En la Comunidad Valenciana este hecho no pasa desapercibido y son distintas las acciones que dentro de la poética visual se realizan desde los inicios de esta en España en la década de los sesenta, concretamente 1962 cuando llega a España el uruguayo Julio Campal y desde Juventudes musicales de Madrid, funda "Problemática 63", realizando sobre todo conferencias en los distintos puntos del Estado, así como exposiciones colectivas como las de en 1965 en Bilbao, Zaragoza, Madrid. Y desde este primer momento, los poetas valencianos y a lo largo de todas las generaciones han tenido su representatividad, siendo el pionero Alfonso López Gradolí, (Valencia 1943) que en 1971, casi recién llegado a Madrid (1969) pública dentro de la colección de libros "El Anillo del Cocodrilo nº 3" de la editorial Parnaso 70 que dirige Jose María Montells su mítico libro "Quizá Brigitte Bardot venga a tomar una copa esta noche" en una edición a color que en su momento se podía calificar de todo un lujo, con un coste de 42.000 ptas de la época, lo que supuso todo un acontecimiento dentro de la vanguardia española, empleando el collage como fondo a trozos de poemas discursivos.

En 1977 Bartolomé Ferrando junto a David Pérez y Rosa Sanz crean la revista "Texto poético (poesía visual, objeto y de acción)" que en sus nueve números hasta 1989 fue el balcón donde se dejaba ver la poesía visual valenciana del momento, a los que se unirían luego Vicente Plá y Carmen Navarro. Dos años más tarde la revista francesa "Doc(k)s", especializada en poesía visual internacional, dedica un articulo a la "La última poesía valenciana" con poemas de Josep Lluis Segui, Ferran Cremades y los iniciadores de "Texto poético". Siendo Bartolomé Ferrando (Valencia 1951) desde entonces, un poeta fundamental para la divulgación de la poesía visual valenciana. Profesor titular de perfomance y arte intermedia de la facultad de Bellas Artes de Valencia. Coorganizador en 1982 de la exposición y encuentro internacional "Poesía experimental ara" en la Sala Parpalló de Valencia .Exposiciones tanto individuales como colectivas en Europa, Japón, EEUU, y publicaciones como los ensayos "Hacía una poesía del hacer" Valencia 1980, "La mirada móvil. A favor de un arte intermedia" Santiago de Compostela. 2000 o la antología "Poesía visual valenciana" Valencia 2001. El libro "Trazos" que reúne toda su poesía discursiva, formando el conjunto del libro un poema visual por sí mismo con la distribución de los textos y los espacios en blanco, a demás de los múltiples perfomances del que una máxima autoridad. La revista "Texturas" que edita en Vitoria Angela Serna, le dedicó un monográfico en su número 6 en 1996, como uno de los poetas más completos en las distintas maneras de entender y practicar el hecho poético.

A principios de los ochenta, inicia su actividad poética Francisco Pérez Belda, trabajando de forma individual desde Navarrés (Valencia) con una de las obras de mayor relevancia en el actual letrismo español, creando el Taller de les Paraules junto a Salvador Pèrez Estors y Miquel Martinez, donde publican las colecciones de "Pliegos de la visión" y "Los miserables" entre otras y realizando exposiciones en la provincia de Valencia primordialmente dentro de la creación poética basada en el letrismo.

Josep Sou (Alcoi 1951) desde 1992, es uno de los poetas visuales de mayor proyección internacional, Europa, Usa, Méxixo, Panama, etc... realizando multitud de exposiciones individuales con magníficos catálogos en los distintos puntos del España, con una importante obra tanto en poesía visual como objeto, y discursiva. Otros poetas a tener en cuenta que se iniciaron entre las décadas ochenta/noventa, son J.Ricart, Raúl Galvéz con un libro individual y la coordinación del libro colectivo "Turangalila" 1995, y el castellonense de Artana Nelo Vilar, director de la revista "Fuera de..." quien en 1996 participó en los XXV Premis Octubre con la exposición colectiva "Poétiques visuals" junto a B. Ferrando, Galvez, Sou y el catalán J.M. Calleja.

Los años del cambio de siglo, han sido fundamentales para la poesía visual española en general y valenciana en particular. En 1999, se publica en Vitoria la "Antología de la poesía visual española ante el nueve milenio" de José-Carlos Beltrán y por motivo de su presentación en Madrid (21 mayo) se lleva a cabo un encuentro y exposición bajo el lema "Poesía para ver" comisariada por Fernando Millán y J.C. Beltrán, que se convertiría de caracter itinerante, recorriendo hasta el momento (Pineda de Mar (Barcelona), Benicarló (Castellón), Burjassot (Valencia) entre otras ciudades previstas como Valladolid, Palencia y Vitoria, para el año 2001, siendo los poetas valencianos en ella, Josep Sou, Bartolomé Ferrando, Nieves Salvador, María Jesús Montía, y Francisco Perez Belda, Un año después se edita el libro "Phayum, poéticas visuales" recopilado por María Jesús Montía y J-C.Beltrán, Col Cándela, Benicarló 2000, en el que se reúnen las definiciones de poesía visual de treinta y dos creadores, en el que aparece tras su largo silencio Alfonso López Gradolí, que junto a Jesús Maestro y los mencionados anteriormente completan la participación valenciana. Finalizando el año 2000, la revista bilbaína Zurgai, publica un monográfico sobre poesía visual incluyendo a los valencianos Alfonso López Gradolí, Bartolomé Ferrando, Nieves Salvador, María Jesús Montía y J.C. Beltrán con el articulo "La imagen del poema, poesía visual española 1962-2000".

Otras actividades en pro de la divulgación de la poesía visual en la Comunidad Valenciana sería la publicación en Benicarló (Castellón) desde Octubre 1997 de la revista especializada "Phayum" con siete números hasta la fecha, con monográficos dedicados a Juan Brossa, Federico Gracia Lorca y Autorretratos, con las correspondientes exposiciones de los originales en Benicarló, Tortosa etc... o la exposición "7 paraules de llum 7" en Navarrés (Valencia) y Benicarló realizada por el Taller de les Paraules y Phayum, de las respectivas poblaciones en el año 2000.

La consulta por parte de J.C. Beltrán, a cuarenta cinco especialistas entre poetas y críticos, sobre quienes creían los poetas visuales españoles más representativos actuales, dio pié a la publicación de la "Antología consultada de la poesía visual española. El color en la poesía visual" y entre los veinticinco poetas incluidos, de los 130 nominados, figuran los valencianos Bartolomé Ferrando, Josep Sou, José-Carlos Beltrán, Nieves Salvador y María Jesús Montía, lo que pone de manifiesto la presencia valenciana en cada uno de los hechos relevantes a lo largo de la corta historia de la poesía visual española.

Con la publicación de la antología "Poesía visual valenciana" de Bartolomé Ferrando y J.C. Beltrán, que selecciona a dieciséis poetas visuales, (Alfonso López Gradoli. Josep Sou, Bartolome Ferrando, Francisco Perez Belda, Manel Costa, Raúl Galvez, J. Ricart, José-Carlos Beltrán, Nieves Salvador, Carmen Mayor, María Jesús Montía, Regina Balbastre, María Gallard, Pedro Aviles, Antoni Albalat, y Ferrran Costa) se muestra la actualidad de la poesía visual valenciana, con una pluralidad generacional y de estilos enriquecedora, ofreciendo una proyección de futuro, en el que la poética de nuestros creadores es y seguirá siendo punto de referencia cuando se hable sobre el tema.

 

Benicarló, España - 16 de Marzo 2001

 


[ volver - back ]