7° Encuentro Internacional de

Poesía Visual, Sonora y Experimental

 

 

 

INTRODUCCION: UN MUNDO LIQUIDO

Comité Organizador (Argentina)

 

 

Durante estos años hemos hablado desde distintos lugares, de Simias de Rodas, los laberintos y cuadrados mágicos de la edad media, el golpe de dados de Mallarmé, los caligramas de Apollinaire, las palabras en libertad de los futuristas, el poema sonoro de Schwitters; y ya llegado el medio siglo, pasado los poemas concretos de los brasileños, el letrismo, los poemas matemáticos de Vigo y todo lo producido con posterioridad en los últimos treinta años; pasada la guerra fría, la revolución cubana, la guerra en Vietnam, el hipismo, la revolución cultural en China, las guerrillas en América Latina, el mayo del 68 y la sangrienta represión en la Argentina con 30 mil desaparecidos hasta llegar a la posmodernidad, la caída del muro de Berlín y el triunfo del neoliberalismo.

 

Esta ensalada de acontecimientos es una pequeña parte de lo que ocurrió en el mundo, a nivel cultural, social y económico, en los últimos cien años, y la forma de narrar en un todo continuo y en un absoluto desorden está orientado hacia la forma de hacer arte en estos inicios del siglo XXI.

 

Diríamos, con el sociólogo polaco Zygmunt Bauman, que actualmente vivimos en una modernidad  líquida, haciendo referencia a la condición de los líquidos que no pueden mantener su forma a lo largo de mucho tiempo. Este grado de inestabilidad liquida también se corresponde con lo que se está haciendo en el campo artístico y por extensión con la Poesía Visual. Solo basta ver los trabajos expuestos en este 7º Encuentro para saber que se abrió una puerta distinta que permite sumar a las prácticas tradicionales, las herramientas para la exploración e incorporación de nuevos lenguajes y tecnologías en la Poesía Visual en su conjunto.

 

Hoy, los artistas se apropian de prácticas que en algún momento estaban funcionando en compartimentos separados y que si se las mezclaban era en tímidas experiencias que no resistían la critica de los expertos en cada especialidad.

 

Lo que podríamos llamar la tercera vanguardia o el arte del tercer milenio se ha desprendido de etiquetas y no responde a ningún ismo y, seguramente, podrá responder además a todos en su conjunto. Tampoco responde a una exigencia tecnológica ya que cualquier artista utiliza lo que le venga a mano sin tener en cuenta ningún canón que lo condicione.

 

Cruces, contradicciones, hibridaciones, choques, simulaciones, apropiaciones y simbiosis son algunas de las cualidades de esta práctica contemporánea. El video, la fotografía digital, el correo electrónico, las impresiones rápidas, el CD, el ploter y todo lo que vaya apareciendo día a día en el mercado serán las herramientas de la cual se apropiaran los artistas para inventar nuevas formas de ver y mirar la Poesía Visual.